Natalia Dicenta et al. Universijazz. Facultad de Letras. UCLM. 06/05/2015.


Recientemente la ONU ha dicho que el jazz es bueno para la salud, vamos, que fomenta la alegría, el goce, la felicidad. Más si se sabe vestir con colores, como los que desprende la voz de Natalia Dicenta. La estupenda actriz y por lo que vimos en el último concierto de la temporada de Universijazz, fantástica cantante de jazz, presentó “Colours”, y lo hizo acompañada por una formación de lujo: Claudio Vicente Borland Hendrick (¡Buf!, esperen que respire, “El Negrón” es más fácil), al piano; Antonio Calero Westermeier, a la batería (tampoco está mal el nombrecito), y Richie Ferrer, al contrabajo.



Lo de los colores y el arte, en este caso la música, me hace pensar en la sinestesia, en esa unión y confusión de los fenómenos sensoriales, que nos hace percibir el rojo de un sonido o escuchar el chillido de un color (se dice: “qué verde más chillón”). Muchos artistas han “sufrido”(o gozado, según se mire) este fenómeno, el caso que me viene a la cabeza es el de Nabokov.
Otro día hablaremos de tan interesante tema, hoy toca hablar del concierto de Natalia y de su paleta de colores. Efectivamente los dos primeros temas, dos conocidos standards, sonaron primaverales, como el cielo que se trasparentaba por las ventanas. Luego vino, “Funny”, una balada del elegante Nat King Cole, y todo se volvió cálido. Natalia nos introduce a Lilian Hardin, esposa de Louis Armstrong, y gran compositora que creció a la sombra del gran Satchmo. Las raíces negras del tema nos llevan, no sé a Saint Louis, a algún lugar apartado del viejo sur. Cambio radical, suenan los Beattles, disco blanco, “Black bird” llena al auditorio de energía.
 


Continuamos con un bolero fuera del disco y que sinceramente no conocía. Nos quedamos con una frase de esas que sólo pueden aparecer en los boleros: “Apóyate en mi alma.” Refrescante, “For once of my live”, que interpretara Judy Garland en la noche los tiempos. Encadenamos con un tema propio que nos inyecta vitaminas por los oídos. Natalia nos hace volar hacia la luna, y nos mete irremediablemente en su bonito bolsillo. Por fin aparece Cole Porter, ¡cómo iba a faltar Cole Porter! Seguimos volando dirección a la luna, entre duelos o mejor diálogos (aquí nadie compite), de vocalista y pianista. La canción concluye como un pequeño cabaret sonoro montado en el escenario.
Lluvia de aplausos, efectivamente, hemos llegado a la luna. Toca improvisar, y ¡qué improvisación!, clasicazo, “Summertime”, la voz de Natalia se vuelve negra, como la de una tal Nina Simone, aires funky y tres solos memorables de los músicos. En fin, los colores volaron como mariposas, y todos los presentes permanecimos imbuidos en su dulce gobierno. Repitan conmigo, “one more time”: ¡Gracias universijazz!


Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Marco Mezquida Trio. Universijazz. Facultad de Letras. UCLM. Ciudad Real. 15/04/2015.

ESTO NO ES UNA CRÓNICA DE JAZZ

Aviso, esto no es una crónica de jazz. Llueve y me voy corriendo (en la medida en que se pueda correr con una muleta a cuestas), con los pies mojados y el corazón caliente a casa a tomar una ducha (qué pijada de expresión, lo siento). Sigo corriendo, ahora en coche, es más cómodo. Marco Mezquida, ese pianista con cara de tímido que nos dejó con los ojos como faros en el concierto del batería Rob García (los que estuvieron allí saben de qué hablo), toca en el Aula Magna de Letras, con Carlos Falanga, batería argentino, y  Marko Lohikari, contrabajista sueco (de Uppsala, para más datos, la isla del torturado Bergman), en el mapamundi hay fronteras, aquí no.  Faltamos a uno, pero ¡volvemos a Universijazz!


Comienzan con dos temas elegantemente encadenados, sin decir ni pío al distinguido público de Universijazz, que sabe a lo que viene. Digo esto, porque su jazz no es fácil,  jazz contemporáneo para exquisitos paladares. Antonio en la intro habla de Keith Jarret, y Mezquida lo confirma con sus dedos.
Los músicos se pasean por sonidos intimistas (precioso el dedicado a una recién nacida), otros más sincopados, y escarceos con ritmos bluseros cercanos al gran Ray Charles. En fin, hoy he decidido no aburrirles con títulos. Me sorprende el bueno de Marco cuando se refiere a Radiohead con relación a uno de ellos. No en vano, Thom Yorke siempre reconoció su obsesión por Mingus, y el “Kid A” (mi “prefe”, dicho sea de paso), tiene dentro mucha escala jazzística. Bueno, volvemos al concierto, ¿qué decir?, una suerte haber estado allí, en ese naufragio sublime que creció y decreció a golpe de baqueta, en esa revolución ordenada de talento, rodeado de sonidos y de abismos, abstraído en un pentagrama mágico que se escapa del tiempo y del espacio.
Me voy a casa, y no puedo dejar de hablar del concierto y de los músicos, por eso inmediatamente escribo en mi móvil esta crónica, que no es una crónica de jazz, no, es solo la crónica de un fantástico día lluvioso.
Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

 

Night Demon + Stainband. Sala Nana. Ciudad Real. 17/02/2015.



Cuántas veces habré dicho ya aquello de “...esta banda suena todavía mejor en directo…”. Hoy hay que repetirlo nuevamente.

Night Demon soltó un aplastante directo en Sala Nana que desde luego no me esperaba después de escudriñar un poco por el bendito Spotify. 

Night Demon

El trío californiano, ofrece un sonido claramente cimentado en los orígenes fundacionales del heavy metal, aunque perfectamente actual. En su música se pueden detectar abiertamente influencias del tipo Black Sabath, Iron Maiden en su época con Paul Di´Anno, e incluso a unos Metallica en sus inicios por allá los tiempos del Kill´em o del Ride. También la iconografía rinde tributo a tiempos pasados, como la portada de su nuevo LP, "Curse of the Damned", que puede recordar a algún disco de la época (R.J. Dio RIP).


Night Demon cuando pisan el escenario convierten ese cuidado sonido en un potente directo en el que volumen y distorsión son los principales protagonistas destacando la competencia de Bren Woodward a las seis cuerdas, la genial actitud de Jarvis Leatherby con el público, y la pegada de Dusty Squires que nos regaló un estupendo e improvisado solo de batería. 

Night Demon

Stainband, los encargados de telonear a la banda estadounidense, con un set list plagado de versiones clásicas, y  algunos temas propios, cumplieron perfectamente su cometido, especialmente finalizando con un Highway to hell que dejó definitivamente preparado al público para la siguiente banda.

Sin duda uno de los mejores conciertos de los últimos tiempos en nuestra ciudad, en la Sala Nana, que debe ser el local con más programación de CR y lugar perfecto para disfrutar de buena música en directo (y cómo no, tomarse una cerveza).

https://www.youtube.com/watch?v=CrX95-9W_so
https://www.facebook.com/stainband.stb?fref=ts




SolidariFEST. Auditorio Pedro Almodovar. Puertollano. 23/01/2015.

Ya sabéis que en crEc nos encantan los festivales, pero ¿un festival en Enero?. Pues sí, en pleno invierno tuvo lugar el SolidariFEST y su única finalidad: conseguir fondos para ayudar a Sergio, diagnosticado con una de esas denominadas enfermedades raras. Tay Sachs es el nombre de la asoladora afección y "Stop Tay Sachs" la asociación que se encarga de destinar los fondos recaudados hacia la investigación para encontrar la esperada cura.

Un total de siete bandas actuaron: Miners, Las Banderas de Inés, Estado Decepción, El Chico Amperio, The Buyakers, Luces Desenfocadas y Boomker.

El Chico Amperio.

Además de buena música en directo, hubo mucho humor (excelente Suko), y sobre todo muchísima solidaridad para una valiente familia que por unas horas estuvo apoyada no sólo por las bandas que desinteresadamente actuaron, también por un público que les arropó con cariño.

Si queréis colaborar, conocer a Sergio, su enfermedad...:

http://www.stoptaysachs.es/

Universijazz. Facultad de Letras. UCLM. Ciudad Real. 11/12/2014.



“UNIVERSIJAZZ 2014/5: CUARTETO DE ROB GARCÍA(11/12/2015)”

Es un detalle y, sobre todo, un privilegio que un grupo de músicos de la talla de los del pasado jueves, visitaran universijazz. Sobre todo porque no tienen nada que demostrar y porque hicieron un lapsus, y se bajaron “ad hoc” de Barcelona a Ciudad Real. ¡“chapeau” por todos  ellos y por la organización, claro!
Bueno, entremos en materia. Plantilla internacional: el bueno de Rob García comandando la agrupación, a la batería (por cierto, no se si lo observaron, pero  durante la actuación estaba descalzo); Noah Preminger, al saxo; Marcos Mezquida, al piano, y cerrando el cuadrado, Masa Kamaguchi, al contrabajo.


Primer asunto, las dichosas etiquetas, a las que hizo mención Antonio en la presentación. ¿Jazz contemporáneo?, pero, ¿de quién?, de Bill Evans, de Thelonius Monk, quizás. Quedémonos con la de “free jazz”, un perfecto cajón desastre. A mí personalmente, el concierto del jueves me hizo reencontrarme conmigo mismo. Suena a onanista, y lo es. Me explico. A mis veintipico primaveras, la locura por esa música del diablo llamada jazz penetró por  mis venas, y caí  rendido a su magnetismo irresistible y a sus posibilidades expresivas. Lo hice devorando jazz “contemporáneo” (o como lo queramos llamar) en radio tres. Desde Charles Mingus a la Mahavishnu orquestra, pasando por  Herbie Hancock, por citar a varios “revolucionarios”. Lo mío es de traca, empecé por el final, luego ya descubrí al “Duque”, al Miles de la primera época bebop, a Louis Armstrong, a Oscar Peterson, a Errol Graner, etcétera. Pero reducirlo todo a etiquetas me parece absurdo. Quizás el disco que más me impactó en mis años mozos fue el “Jazz flamenco” del maestro Pedro Iturralde, y yo de flamenco “ni plis”, para que se hagan una idea. 


Volvamos al arroz, que se nos pasa, en free jazz quedamos. Comienza el espectáculo. Desde el primer tema, el estilo queda claro. Entre medias, una del mencionado Monk. A mi modesto modo de ver, brillan más las individualidades que el conjunto, y dentro de éstas, mención especial para Marcos Mezquida al piano, que en la penúltima composición estranguló literalmente al piano, que parecía sudar, imprimiéndole ocasionales notas cercanas al espiritual y al blues, ¡puro feeling! Y otra mención especial, para el jefe Rob, perfecto a las baquetas. Kamaguchi, esforzado al contrabajo (por cierto, esto forma parte de mis “parecidos razonables”, era “clavao” a Murakami, el de “Kafka en la orilla”). Preminger, discreto al saxo, digamos que no era Coltrane, aunque algunas de sus notas perdidas me recordaron a aquel plano enigmático de Gene Hanckman con el saxo en la esplendida conversación de Coppola. .Conforme avanzó la noche, las estrofas se fueron distorsionando y las puertas de la percepción se abrieron de par en par. Los instrumentos se acercan y se alejan de la melodía, suenan lejanos y melancólicos, dispersos y misteriosos, y repentinamente explotan en la suma.
De despedida, una delicatessen, “Little wing” de Jimmi Hendrix en clave de jazz. Preciosa versión de una preciosa canción. Intimismo y  emoción para cerrar una noche redonda, otra más, ¡y van!

Jorge Fernández- Bermejo Rodríguez

Universijazz. Facultad de letras. 28/10/2014.

EL PIANO DE MOISES: UNIVERSIJAZZ 2014-15 (28/10/2014)

Que la música es una progresión aritmética, unas veces, vertiginosa y otras pausada, lo sé porque me lo enseñaron los dedos de este “niño prodigio” o “ser humano prodigioso” llamado Moisés P. Sánchez. Sobran las presentaciones, nuestro amigo Antonio lo presentó como el mejor pianista español de jazz del momento. Su caché lo acredita, pues ha tocado en bandas lideradas por gigantes como Benny Golson o Chuck Loeb. Sorprende su comportamiento humilde y lejano a cualquier pretenciosidad. Bueno, no sorprende, los genios son así, yo lo comprobé en una actuación en Clamores del “abuelo” (dicho en sentido cariñoso) Don Pedro Iturralde, de la que tenemos crónica, por cierto.





Un precioso piano de gran cola (no sabía que existieran), presidía el escenario. Las cartas sobre la mesa, acústico en toda su expresión, “el hombre” frente a “la máquina” en busca de la hermosura. Presentaba su disco “Soliloquio” para todos los allí presentes, que fuimos muchos. Asistimos a un espectáculo emocional y emocionante. Música para cerrar los ojos y abrir el corazón.
 
Comienza el concierto, y el piano, como una culebra, serpentea, sube y baja, la melodía crece y decrece, las pupilas se dilatan, y el alma suena y sueña.

Atravesamos, sin necesidad de mover los pies, brumas, zozobras, tormentas,tinieblas y finalmente crepúsculos.

Hoy no cometeré el error de aburrirles con los temas de las distintas composiciones, hay que dejarse llevar. Sólo les diré que la cuarta me sonó mucho a un tal Chick Corea, y que me encantó su homenaje final a Bela, no Lugosi, hablamos de Jazz, nos referimos a Bela Bartok. Rítmico, íntimo, intimista, exhibicionista, exuberante, enérgico, sutil, pero siempre cálido y apasionado, en definitiva, irresistible. No sé si es innecesario o inútil adjetivar a un piano que habla solo, hay cosas, ya sean imágenes, sonidos o fragancias, que no caben en las palabras, por ejemplo, los andares de Marilyn Monroe, la sonrisa incondicional de Ingrid Bergman o la mirada atormentada de Montgomery Clift. Pues con el sonido del piano de Moisés pasa lo mismo, trasciende a las palabras por más que pretendamos describirlo haciendo uso del lenguaje, porque constituye un lenguaje en sí mismo, un idioma mágico, el de la música, que nos hipnotiza, que nos emociona, y logra evadirnos hacia un trance único amargamente limitado en el tiempo. En fin, comienzo monumental de la nueva temporada de universijazz.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

IX Brujas Festival. 30/08/2014


Grotèsque
Y el “falta poco”, se convirtió en “ya está aquí”. Un año llevaba esperando una nueva edición del Brujas Festival, desde que aquellos polinesios enmascarados cerraron la VIII edición a ritmo de surf. 

El Brujas, un festival para el que la mezcla de sonidos de diferente procedencia es un imperativo, nos sorprendió gratamente el año pasado haciendo coincidir en un mismo cartel a los Hamlet con Tiki Phantoms.

Esta edición no podía ser menos y el atrevido cartel, miscelánea pura, hacía coincidir en espacio y tiempo el demoledor metal con la música electrónica.

Alejandro Cerro

Puntual, la primera actuación corría a cargo de Alejandro Cerro (Sito Maya, guitarra), del que siempre nos sorprende su sencillez y saber estar sobre las tablas, ya sea con 200.000 watios de iluminación encima, o a la luz de una bombilla de tungsteno. Por supuesto, cantamos todos “Porno star”, y con toda la ironía del mundo dedicó parte de su actuación a esa figura sombría que pulula por los alrededores, el tipo del SGAE.

Random


Random, el siguiente grupo, por su aspecto algo grunge me hicieron pensar que podrían andar en la onda de Eddie Vedder, pero nada más alejado de la realidad. Si bien riffs y solos a menudo se mueven cercanos al blues, en la mayoría de pasajes, la distorsión es arrolladora, así como las voces. Definitivamente recomendable este trío de Daimiel del que además destaca gran compenetración entre bajo y batería.

Jardín de la Croix
Los madrileños Jardín de la Croix venían a continuación. Rock progresivo instrumental. Sin lugar a dudas, lo más elaborado y sofisticado que he visto en directo últimamente. Estos chicos con sus armonizaciones y re-armonizaciones, con su técnica y sus efectos consiguen un sonido no solo sólido y compenetrado, si no a la vez tan sugerente que serían una perfecta elección como banda sonora de cine.


Trono de sangre
No sé si influenciados o no por Kurosawa, el siguiente grupo, Trono de Sangre no se anduvieron con delicadezas, mucho hardcore, y mucho noise. De esta banda procedente de Madrid conocía su tema Monalisa, que por cierto me encanta, y no decepcionaron en absoluto. Directo apabullante y una actitud genial para satisfacción de los fotógrafos presentes en el foso. Una gozada de directo.


Adrift
El final del metal en el Brujas llegaba con la actuación de los Adrift, con un sonido cercano a unos […] Mastodon más que oscuros ([sic] Rockzone). Metal pesado y trallero, que decir que mejora en directo me parece una perogrullada. Por supuesto en estudio suenan bien, y hay que comprar sus discos, pero la esencia de esta banda esta en el directo donde arrecian las voces de Jorge. El directo entero fue devastador. No dejéis de escuchar en su bandcamp su último trabajo “Black Heart Bleeds Black”, del que personalmente me encantan “Fury roof” y como no “Soldier of my words”.

Grotèsque
Como final de fiesta, los esperados Grotésque. Magnífica sesión de estos burgaleses, que saben fusionar como nadie la música electrónica, con sonidos de guitarra y batería, y todo a la vez acompañado de un montaje visual super atractivo, que tiene como única finalidad que la gente se divierta. La fiesta se prolongó durante horas hasta la clausura.

Final feliz para un IX Brujas Festival, en el que la organización, el sonido, y la iluminación resultaron perfectas, a pesar del mazazo recibido con la cancelación a última hora de los Gomad&Monsters.

Me viene a la mente aquella célebre frase de C. Chaplin donde decía que el tiempo es el mejor autor ya que siempre encuentra un final perfecto.


Lori Meyers + Chico Amperio + El viaje de Marty. "La granja". Ciudad Real. 21/08/2014



Atticus, sextante y compás en las procelosas aguas del mundo del Indie, nos advirtió que el directo de Lori Meyers nos iba a sorprender. Y así fue.

Los de Granada, que cuentan ya con cinco trabajos en el mercado, se caracterizan por una producción impecable en el estudio, pero suenan aún mejor cuando pisan el polvo del escenario.
Para su concierto en Ciudad Real no olvidaron ninguno de sus grandes temas y por supuesto el público disfrutó con avidez de “Luciérnagas y mariposas” (Cronolanea 2008), “Dilema” (Hostal Pimodan 2006), o “Tokyo ya no nos quiere” (Viaje de estudios 2010).

Palabras mayores fueron ya "Alta fidelidad" , o “Luces de neón(Cronolanea) en los que el público enloqueció cantando a coro con Noni aquello de “paparapapapa”.

Anni B sweet, como invitada de excepción se sentó al teclado en "El tiempo pasará" (Impronta 2013).

Mis preferidas de la noche, sin duda, fueron la intimista -y a ratos psicodélica- “Religión” y la discotequera “Aha han vuelto?” (Cuando el destino nos alcance 2010) , final perfecto antes de coger la vespa de vuelta a casa con la sensación de que estas ferias ya estaban alcanzando su fin.

El Chico Amperio fue la banda encargada de iniciar el evento con un potente directo en su línea, punk rock de calidad y con proyección nacional.

El Viaje de Marty, interesantísimo grupo puertollanense dieron el punto de fiesta a la velada -en especial con su “Bailar”- antes de la llegada de sus majestades los LM.

Nos vemos en el próximo.

Loquillo + The Wife & the Husband + The Buyakers. Auditorio "La Granja". Ciudad Real. 15/08/2014




Tiempo atrás –unos 20 años- me contaba un buen amigo (que en ocasiones hace fotos y redacta algún artículo) cómo se enamoró perdidamente de una Telecaster® que lucía tras el escaparate de una tienda de instrumentos en la calle Talleres de Barcelona.                                                                 Decidió rescatarla y llevársela a casa para emular al gran Mike Stern.                         Mientras el personal de la tienda descolgaba ese prodigio de la tecnología americana entró por la puerta un tipo con tupé, vestido completamente de negro, dos metros de altura con una preciosa Rickenbacker® en mano. 

El personaje se acercó y tras observar un rato dijo: “joder, tío, que guitarra más bonita que te vas a comprar”. Todo el mundo sabe que Loquillo es un músico de Barcelona, pero lo cierto es que Loquillo es Barcelona. No creo que haya un artista que haya sabido retratar mejor, no sólo la ciudad, si no a toda una generación que se ha venido identificando con su música desde aquel “Ritmo de garaje” del ´83. Prueba de ello, son “Cadillac solitario” o años más tarde “El rompeolas”, iconos musicales vinculados ya de por vida a su ciudad natal.



El pasado 15 de Agosto, Loquillo y colaboradores se detenían en Ciudad Real, como parte de su GIRA 2014 – EL CREYENTE.
A lo largo del show repasaron ampliamente toda su discografía, y cómo no, sonaron también “El ritmo de garaje”, “Rock and Roll actitud”, “Feo, fuerte y formal” o el “Hombre de negro” entre otras. “El manager” fue dedicada a un inspiradísimo Jaime Stilnus, que nos deleitó con su buen hacer a la guitarra. Ciudad Real vibró con la archi-conocida “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?” de los Burning. Quedaron en el tintero, quizá para otra ocasión temas como “Chanel, cocaína y don Perignon”, pero definitivamente me quedo con “Rock suave” o  “La mataré”.

The Buyakers, la banda puertollanera, fue la encargada de abrir el concierto, y la verdad que lo hicieron muy bien. El repertorio, divertido y bailable consiguió que el público se fuera calentando para recibir a la siguiente banda local.

The Wife and the husband con un flamante nuevo trabajo bajo el brazo “Wake up” descargaron el directo al que nos tienen acostumbrados, enérgico, cañero y con ese sabor a garaje que nos encanta, y además, justo en ese momento en el que las luces del escenario cobran protagonismo para goce de los fotógrafos.

En definitiva, un gran concierto en el que Loquillo y compañía repartieron una buena dosis de rock auténtico y genuino y a los que deseamos desde aquí que sigan otros 30 años más sumando hits.

Nos vemos en el próximo.

XVI Choorock. Auditorio municipal Corral de Calatrava. 02/08/2014

Desakato
Una nueva edición del Choorock abría sus puertas el sábado a las 20:30. El veterano festival de Corral de Calatrava, por el que han pasado bandas tan reconocidas como Mago de Oz, Obús o Marea, daba inicio a su XVI edición con las actuaciones de Páramo y Quasar  -los grupos locales- como forma perfecta de calentar motores ante el inminente desembarco de las bandas foráneas. 

Los madrileños Desastre, con un directo impecable, comenzaron con “D´empalmá” para posteriormente hacer un repaso por su discografía, debiendo destacar sus temas más conocidos como “Tambores de guerra” (de Soltando Lastre), “Combo del perdedor“ (de Callejón Desastre) o “Me piro“ (de Dando que hablar). La esperada “Soltando lastre” quedó reservada en el setlist para el  momento más álgido del directo. Los Desastre, rock urbano, genuino, y de gran calidad, se despedían a ritmo de ska con “El loro” dejándonos con ganas de más música en directo. 

Desastre
A continuación,  tras una breve introducción Habeas Corpus descargaba sin piedad  “Cada vez más odio”,  que  encendió al público.  El nivel de contundencia se mantuvo a lo largo del concierto con temas como “A sangre y fuego” (Basado en una historia real). Nos encantó “No es tiempo de llorar” (A este lado de la crisis), en la que Mr Chifly sacó su fender acústica. Entre los bises incluyeron la coreada “Fascismo nunca más” para finalizar con su esperadísimo tema (o más bien himno) “Sois ejemplo” (O todo, o nada) dejando el listón bien alto.

Seguidamente llegaban los Desakato, actual portada en la revista Rock Estatal, lo que pone de manifiesto la relevancia de esta banda en el panorama actual. Los asturianos repasaron a sus trabajos discográficos, sin olvidarse de temas como “Cuando salga el sol” (Inercia). Para los bises quedaron “Pánico en Frankfurt” (Buen viaje), y una esperadísima  “Cada vez” (Miseria, sangre y plomo) en la que Pablo recibió la ayuda inesperada de Alfonso de Desastre.

Para finalizar, Radio Ciao, banda tributo a Manu Chao. Los sevillanos se encargaron de la fiesta final, perfecto colofón para el festival después de tantas horas de música en directo. 

Habeas Corpus



Perfecta organización la de Choorock, que como otros festivales de nuestra provincia, nace del esfuerzo colectivo y desinteresado de grupos de personas a las que les une la pasión por la música y el trabajo continuo. Es tarea de todos, con nuestra asistencia, mantener vivas estas iniciativas si queremos que el nivel de música en directo de nuestra provincia siga creciendo. 


Nos vemos próximamente en el Brujas Festival, otro de los grandes festivales, en Daimiel, con interesantísimas propuestas. 



Enhorabuena Choorock.

Pablo Martín Caminero (et al). Facultad de Letras. Universijazz. 07/05/2014

Ariel Bríguez
Miércoles 7 de mayo, última edición de la temporada 2013/14 en Universijazz. Los rigores de la temperatura, ya casi veraniega no llenan el aforo, no obstante buena entrada. Los asistentes se convierten en privilegiados, porque el cuarteto del contrabajo Pablo M. Caminero, enorme músico con unas tablas increíbles (durante todo el concierto interactuó con el público con simpatía y buen gusto), nos ofrece eso mismo, un ensayo privilegiado de temas aún no grabados. Primero, presentemos a los músicos: el mencionado, Pablo m. Caminero, líder de la banda, al contrabajo; Moisés Sánchez, al piano; y los cubanos, Ariel Brínguez y Michael Oliveira, al saxo y la batería, respectivamente.
Abren fuego con un tema fresco, brioso. Jazz con claras raíces hispanas, confirmadas en el segundo tema, “Trianatón”. Compases de reggaeton trianero, la batería machacona, de fondo. Luego progresión imparable. Para mi gusto algo largo, aunque gratamente sorprendente. Tercero, sin título, seguidilla llevada al lenguaje del jazz, seguimos con el acento hispano. Suena el saxo soprano como una cobra que bailara desnuda, contrabajo y batería en íntima complicidad. Al final, el contrabajo maúlla como un gato y se unen todos los instrumentos hacia un mismo camino.
Cuarto tema, Pablo nos explica que la compuso para un documental. Tema lento y lluvioso. Nos asalta el intimismo de un saxo seductor. El contrabajo también respira melancolía. Se une a la fiesta el piano con un brillante monólogo que electriza el tema. Vuelve la calma al final, el mar en calma. Llegamos al final, seguimos sin títulos, composición luminosa en palabras de Pablo. El bis, “Es lo que hay”. Sí, sí, ése es su título. Tango-rumba a ritmo binario, parte a y parte b. Luchas conyugales por la mañana, comienzo energético que sabe a zumo de naranja. Parte b, contrabajo susurrante. Las dos partes se funden en una misma nota. Solo magistral del piano. Le toca a la batería ahora, que preludia la unión final del grupo. Despedida llorosa de un contrabajo que suena a violín. Nuevo enchufe colectivo de despedida. Todos nos despedimos bebiendo cerveza, por cortesía de “Cervezart”, una nueva aventura de varios empresarios ciudarrealeños, exquisita cerveza de elaboración propia bautizada “Malvados”, en sus dos versiones, lager y doble malta. Y lo dice un experto cervecero como es Atticus, que ha estado en los mejores antros cerveceros del planeta.
En fin, un año más de delicias sonoras para los ciudarrealeños, un privilegio (insistimos, ¡un auténtico privilegio!) y un placer para los sentidos, gracias Antonio, gracias a la UCLM, y, sobre todo, ¡gracias a los músicos! Hasta el próximo Universijazz.

Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez

Adrián Usero, Mikel Erentxun y Ariel Rot. Daiquiri Blues Bar. 14-21-28/3/2014


Adrián Usero
“Three in a row” como dirían los americanos, o lo que es lo mismo, tres del tirón. Y es que la música en directo en nuestra ciudad no descansa y como prueba, el  cartel  “no hay entradas” que Daiquiri ha tenido que colgar durante tres fines de semana seguidos.

El 14 de marzo, Adrián Usero, presentaba, junto a Ernesto Morales su nuevo trabajo “Aire Residual”, un puñado de buenas canciones, con excelentes letras (no podía ser de otra manera tratándose de Usero). Y esta faena, no la lidiaron solos, ya que
Mikel Erentxun
contaron también con la ayuda de sus compañeros y amigos José Lemus, Agustín Durán, Jesús Jiménez, Juan López-Jamar y Luces Desenfocadas que consiguieron añadir un punto de festivo al estilo desenvuelto a la vez que intimista de Adrián.

Estamos seguros que este nuevo álbum  -que también se presenta en Madrid y en Barcelona- conseguirá que ese público fiel que le sigue a todas partes, y que con insistencia solicitan “A propósito de Irene”, “Carta a los reyes magos” o “Nana para dormir contigo”, ahora demande también “Diluvios radioactivos”.

Y por fin llegó el viernes siguiente, y en el escenario de Daiquiri Mikel Erentxun, desenfunda su guitarra, y sin más dilaciones - y casi sin avisar- nos regala un “Vasos de Roma y Ginebra” como preludio a una larga noche de música en directo. Con 30 años de trabajo a las espaldas, parecía imposible elaborar un repertorio que fuera un justo resumen a su carrera. Para ello, el artista donostiarra, eligió una veintena de canciones que caminaron a lo largo de su discografía. Pudimos escuchar canciones sobretodo de sus álbumes “Ciudades de paso” (2003), “El abrazo del erizo” (1992) y por supuesto de “24 golpes” (2012). Nos gustaría destacar “Veneno” y “Amara”, si bien el público disfrutó muchísimo con “A un minuto de ti”, “Cartas de amor”, y las concesiones a Duncan Dhu, “Como dioses pequeños” y “Cien gaviotas” con la que de forma intensa despidió la velada.

Sin apenas descanso, y por tercer fin de semana consecutivo, nos encontramos en el escenario, a Ariel Rot,
leyenda del rock ´n´ roll, agarrado a una Grestch cantando “Debajo del puente”. Un inicio suave, y tranquilo al que seguiría “Lo siento, Frank” y un ineludible “Baile de ilusiones”. Tras algunas canciones más, toca el turno a la increíble “Para escribir otro final”, interpretada al piano y seguida, también al piano, de “Dos de corazones”. A lo largo del concierto hubo momentos para el humor (“Pólvora mojada”), para el recuerdo (“Me estás atrapando otra vez” - Los Rodríguez), o incluso para la improvisación, como en “Una casa con tres balcones” que derivó de una versión de “I will survive” o “Mucho mejor” que Ariel interpretó en forma de tango. Nos gustaron mucho “Emociones escondidas” y "El mundo de ayer”.

El argentino conduce el concierto de tal manera que - igual que en el buen cine- llega el final sin darte cuenta, y finalmente, las luces, se apagaron a ritmo de milonga.

Universijazz. Facultad de Letras. 12/3/2014

Un artista renacentista llamado Julio Montalvo arrasó Ciudad Real con su quinteto. Desconocíamos hasta ayer que el renacimiento  también se localizó  en Cuba, Julio es la prueba. No solo toca el trombón como los ángeles, también canta, recita (con ese emotivo texto que sirvió de intro al tercer tema), baila e interactúa con el público valiéndose de su simpatía y su desparpajo, hasta improvisando una versión en clave de jazz del “Hey Jude”. El concierto de ayer tuvo momentos simpatiquísimos, bandas como la de Montalvo hacen pensar que la vida es más fácil en compañía del jazz.
Centrémonos. Plantel de lujo: Julio Montalvo al trombón; Jorge Roque, al saxo alto; Luis Guerra al piano; Abel Sanabria al contrabajo y Georvis Pico a la batería, desgranaron las canciones de “Claudia”, el último trabajo del cubano, dedicado a su niñita. Jazz vanguardista y cosmopolita que tiene sus fronteras mucho más allá de Cuba.
Comienzo fascinante, saxo y trombón descienden poco a poco las rampas hacia el escenario. Ni una palabra, solo música, ya que el diálogo entre ambos metales es perfecto. De fondo, el mar en calma del
contrabajo, la batería y el piano. Los solos prodigiosos de Jorge y Julio son una declaración de intenciones de lo que será la velada, ¡qué emoción! Por cierto, Jorge Roque, no solo nos recuerda físicamente a Paquito D’Rivera, ¡puf!, qué talento. Un clásico de Duke Ellington, “In a sentimental mood.”
Nos vamos a “El palacio de las golosinas” acompañados de la exuberancia de los potentes fraseos del saxo, que parece que con cada soplido sacude los demonios del paraíso. El trombón le va a la zaga, y Julio saca el alma de Dizzy sobre el tapete, jazz puro, sin condiciones, sin excusas. Todoterreno Montalvo toma la voz, ¡también canta!
Preámbulo de “El laberinto”, Julio recita un bonito texto sobre África y el piano entra suave. Contrabajo y batería se unen a la fiesta. Fraseos Coltranianos del saxo de Jorge, construcción en la destrucción de la melodía.
Les toca los solos a piano, bajo y batería, ¡qué nivel! El ritmo del laberinto nos recuerda a Mongo Santamaría. El siguiente tema es  lento, “When I say I love you”,  nos sosegamos, y los sonidos metálicos de la batería suenan titilantes como reflejos de la bahía, el piano se luce, y el trombón termina de arrullar el canto de los pájaros. Terminamos con un  “I love you”  en la dulce voz de Montalvo.

Ahora le toca su turno al funky, con “El mapa del tesoro”. Sonido urbano; del saxo emanan burbujas setenteras, entre Quincy Jones, el policiaco y Herbie Hancock. Luego explota para nuestro gozo. Finalmente toma el mando de la operación Montalvo y cierra un duelo delicioso. El piano hace la cortinilla, suena a persecución por las cuestas de San Francisco.
Nuevo tema lento, “Yo pienso en ti”, pieza romántica. Abre mágico e íntimo el saxo y la voz de Montalbo. Medley puramente cubano, todos cantamos “Si se rompe ese convoy…” Luego va el “Hey Jude” comentado, aquí caben hasta los Beatles, este tipo es capaz de levantar a un cadáver.
Último tema, “South west”. El contrabajo introduce, luego juegos vocales del saxo. De repente, saxo y trombón nos declaran la guerra, ¡más madera!, diría Groucho. El piano continúa en un bucle temporal atropellando cubos de basura en San Francisco. Batería y contrabajo sobrios y elegantes durante toda la velada. Siempre pensé en el contrabajo como el que marca las constantes vitales en la gráfica del jazz, el que marca su ritmo cardiaco. Montalvo saca a escena un llamativo trombón rojo (¿homenaje al reciente carnaval?). En fin, un completo festín, otro más a cuenta de Universijazz, ¡y van!
Jorge Fernández-Bermejo Rodríguez


Certamen SonRec 3.0. CERE Miguelturra. 22/2/2014

Ángelus Apátrida


Nuevamente el Certamen SonRec, en su tercera edición, llegó a su fase final este sábado, y los grupos finalistas tuvieron ocasión de compartir cartel junto a Ethos y Ángelus Apátrida.

La primera actuación corría a cargo de la cantautora ciudadrealeña María Molina, que se hizo con el segundo puesto del certamen. En su directo María hizo gala de su portentosa voz y una especial sensibilidad que transmite en sus letras.
 www.youtube.com/maria_molina
 
En segundo lugar -presentando su primer trabajo “Internal clock”- llegaba el turno del trío Psychosound quienes se alzaron con el tercer puesto del certamen con su rock instrumental del que ya se puede escuchar un adelanto en su bandcamp.
 www.psychosound.bandcamp.com



Ethos

Quassar, banda de death metal de nuestra tierra consiguió el primer premio, consistente en la grabación de un videoclip. La banda demostró ser merecedora del galardón ofreciendo un potente directo en el que debemos destacar “Injection”.


Tras las bandas concursantes llegaba la actuación de Ethos. La curtida banda riojana presentaba su trabajo “Desnudando la realidad”. Con alarde de tablas y simpatía, los de Logroño nos cautivaron con un heavy metal de sabor ochentero, auténtico y en castellano que a alguno trajo buenos recuerdos. No en vano acabaron su concierto con una versión de “I Wanna be somebody” de los aclamados W.A.S.P. que parecía cantada por el mismísimo Blackie.
Quassar
 El certamen alcanzaba su recta final, y lo hacía nada menos que con los esperados Ángelus Apátrida. La banda, máximo exponente del metal nacional, entusiasmó a sus seguidores con una contundente descarga de temas entre los que destacamos "Free your soul", "Trash attack" o "Corruption", todos pertenecientes a su trabajo "Evil unleashed/ Give ´Em War" o el impresionante "Blast off" de "Clockwork".

Finalmente el certamen quedaba clausurado. Excelente trabajo de sonorización, iluminación y organización llevado a cabo por SonRec Producciones y su gente, a los que deseamos muchas próximas ediciones.

La promoción de iniciativas como este Certamen requiere de un afán extraordinario de personas que trabajan por y para la música en directo en nuestra provincia. Se ha conseguido un nivel importante de música en directo, y prueba de ello son p.ej. el Certamen SonRec, el Festival de la Granja, el Brujas Festival, Choorock Festival, así como gran cantidad de salas que programan música en directo como Daiquiri Blues Bar, Sala Chamberí, Pub Living Room, Estación Groove, Seven, Nana, y un largo etc. Apoyar todas estas iniciativas es tan fácil como comprar nuestra entrada y asistir a conciertos, y la mejor manera de pasar un fin de semana. 
Todos aquellos amantes del metal, no deberían dejar pasar el próximo Devil´s Metal Groove Fest, un festival que va camino de convertirse en festival de referencia, con VITA IMANA de cabeza de cartel.






 







 


Los Zigarros. Daiquiri Blues Bar. 25/1/2014.

El pasado sábado, Daiquiri Blues Bar nos sorprendía nuevamente con una actuación “cuasi” acústica de los Zigarros. La pregunta que te haces inmediatamente es cómo demonios puede un poco de rock and roll seguir sonando tan actual y contundente. Y es que como ellos mismos admiten, la vieja fórmula de tres acordes sigue funcionando. 

La banda, actualmente inmersa en la gira de su primer disco, descargó su repertorio, con temas ya conocidos y esperados como "Hablar, hablar, hablar..." , "Desde que ya no eres mía", "No obstante lo cual" o un estupendo "Dispárame", en los que no se echaron para nada de menos esas guitarras eléctricas aparcadas momentáneamente. No menos espectaculares resultaron los covers elegidos para la ocasión, como "Runaway" de Del Shannon, y una supervitaminada versión de "Hoochie Coochie Man" que dió la nota bluesy a la noche. 

Es un gustazo, haber asistido a un concierto de Los Zigarros, Rock ´n´ Roll genuino, sin complejos, y en castellano. Larga vida al R´n´R.


http://www.youtube.com/watch?v=I65RYTF7Yd4